Módulo de Control de operarios

¿Qué es y para qué sirve?

El control de producción hace referencia al conjunto de acciones necesarias para corregir cualquier error en el proceso productivo, de tal forma que se logren los objetivos propuestos. Se trata de verificar que la cantidad y la calidad de los artículos fabricados se ajustan a lo planeado inicialmente, reduciendo al mínimo las diferencias y logrando los resultados que se desean.

Para ello, es fundamental contar con un programa de control de operarios. Es posible que en una organización existan multitud de tareas que se realicen de forma manual, debido a que no existe un proceso automatizado que aporte información sobre la producción. El control de la productividad en estos casos es fundamental, pero su cálculo no se puede realizar mediante el indicador OEE, sino que se compara el tiempo que un operario realiza su tarea en una Orden de Fabricación con el tiempo que en teoría debería haber empleado.

Mediante el control de operarios, se tiene una visión completa de los recursos humanos utilizados en cada puesto o célula de trabajo, así como su productividad. Para ello, se identifica el número de operarios que han estado trabajando en cada puesto, las horas que invierten y, si existen, las causas de paro de las máquinas.

Actividades de Operarios

Funciones básicas de un programa de control de operarios

  • Identificación del personal individual por puesto, es decir, qué operario se encuentra ocupando cada máquina.
  • Asignación de tareas o trabajos a una Orden de Fabricación para lograr un reparto de las tareas más eficiente.
  • Cálculo de tiempos de trabajo y tiempos de paro de los operarios, así como de los motivos que los han causado.
  • Informe de las horas que cada operario emplea en una Orden de Fabricación.

Funcionalidades del control de producción

  • Pronóstico de la demanda del producto y comparación con la demanda real. Así, se facilita la corrección de los planes de producción si fuera necesario.
  • Determinación de las necesidades de producción y la cantidad de stock con la que cuenta la organización.
  • Elaboración de programas detallados de producción y distribución de productos.

Beneficios del control de operarios

  • Control real de las horas invertidas en una tarea u Orden de Fabricación,

    con lo que se puede aumentar la productividad mediante la identificación de aquellas actividades que retrasan la producción.

  • Control de los operarios involucrados en la realización de tareas.

    Con ello, se facilita la determinación de errores de producción, el tiempo que cada operario ha estado activo y parado y, además, las causas que lo han provocado.

  • Medición de la productividad de los trabajos manuales.

    Este aspecto no se puede calcular con el indicador OEE pero es una de las grandes ventajas de implantar un control de operarios.